La velocidad en que se mueve internet, la tecnología y la digitalización en general, también ha afectado de forma directa nuestra manera de pensar, actuar y movernos en nuestro día a día.

La transformación digital llegó para quedarse, y nos ha transformado a todos.

Vemos las cosas de distinta manera. Lo que nos gustaba ayer, puede no gustarnos hoy, y lo que nos gusta hoy, puede no gustarnos mañana. Y así es que vamos adaptando nuestras preferencias, ya sea por oferta de productos, por nuevas soluciones, sustitutos o por mera curiosidad.

Toda esta transformación, trae consigo también cambios sociales y culturales -como los vistos en nuestro país en el último tiempo- que, a su vez, tienen repercusiones directas sobre la forma en que consumimos, valoramos a las marcas, y en la vereda del frente, en la forma de hacer marketing en general.

Ya no sirve tener un gran producto o una excelente campaña de marketing, hay que conquistar, enamorar, retener y transformar a los consumidores o clientes en promotores de la marca. Es en esto último donde el camino se pone cuesta arriba. Porque los clientes hoy en día son dinámicos, les gusta probar, conocer y manejar un abanico de opciones, difícilmente serán fieles a una marca o un producto -a menos que seas una marca que lleva años en el corazón de los usuarios, tipo Apple o Coca cola- los clientes se transformaron en experimentadores.

Si antes tenías un público que era fiel, quien te seguía en redes sociales, promovía tu marca con sus cercanos, hoy debido a la infoxicación que reciben, rápidamente miran a la competencia y están probando algo nuevo, o ya dejaron de consumir tu producto.

¿Entonces, a quién le hablamos? La respuesta no está en definir mejor el público objetivo, ni en hacer más dinámicas o metodologías de definición de segmentos. El mapa de empatía, el buyer persona, etc… hoy pierden validez, por lo mismo. Son las marcas las que tienen que adaptarse y hacer un marketing más dinámico, entender a los clientes, estudiar el mercado, analizar la competencia y ejecutar campañas adaptables, moldeables para cada usuario y la etapa en que esté en la relación con la marca.

¿Que queda para el futuro? En Agencia Wise creemos que la adaptabilidad es la clave para el éxito de tu empresa. O nos adaptamos, o morimos en el intento.

Tags: